Off
WhatsApp vale para todos y para todo¿ Tu que piensas?

WhatsApp vale para todos y para todo¿ Tu que piensas?

Que cada uno de nosotros pertenece a varios grupos de WhatsApp es un hecho. Pero… ¿nos gustaría pertenecer a cada uno de estos grupos?.

Esa pregunta me la hago yo cada vez que cojo mi teléfono y me encuentro 265 mensajes sin leer. Pero este pasado diciembre nos encontramos con la noticia, para algunos disparatada y para otros no tanto, de que la Agencia Española de Protección de Datos ha resuelto que las administraciones y los organismo públicos que incluyan números de teléfono en grupos de WhatsApp sin consentimiento expreso del titular de la línea estarán violando la Ley de Protección de Datos (LOPD).

No, no lancemos las campanas al vuelo, ya que este hecho solo sucede con los organismos públicos y no se hace extensible si nos han metido en el regalo de cumpleaños de…

¿El número de teléfono es un dato de carácter personal?

Según el artículo 5.1 del Reglamento LOPD considera persona identificable “toda persona cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, mediante cualquier información referida a su identidad física, fisiológica, psíquica, económica, cultural o social”, añadiendo que “una persona física no se considerará identificable si dicha identificación requiere plazos o actividades desproporcionados”.

De esta definición se deduce que el legislador establece un concepto muy amplio de lo que es un Dato de carácter personal. Aunque un individuo no aparezca en un fichero con su nombre y apellidos pero sí con otros datos, debería darse el tratamiento correcto, ya que dicha identificación podría obtenerse con posterioridad.

La AEPD nos ofrece varios casos en los que ha determinado que se debe aplicar la LOPD al entender que estos datos encajan en la definición que viene dandose, ya sea acompañados del nombre y apellidos de la persona o no:

  • Direcciones IP, estáticas o dinámicas.
  • Dirección de correo electrónico.imagen alt grupobiashara WhatsApp
  • Número de identificación fiscal.
  • Documento nacional de identidad de un individuo.
  • Número de matrícula de los vehículos.

y dicho esto retomamos lo que nos trae hoy aquí.

Últimamente proliferan en la red varias noticias relacionadas con los grupos de WhatsApp en la que de un modo u otro nos preguntamos …

¿Dónde está el límite para los grupos de WhatsApp?

Según el diario de jaén en una publicación del 23 de enero de este año en la que titula “Grupos de WhatsApp “vigilan” a las Fuerzas de Seguridad” en el que describen la actividad de los agentes en la calle o en las carreteras.

Lo curioso de este hecho es que se encuentra dentro de la legalidad, sin embargo algunos policías alertan de lo peligroso que esto puede ser para la ciudadanía ya que conductores infractores o delincuentes pueden esquivar estos controles.

Indagando un poco más sobre los grupos de WhatsApp nos encontramos con cientos de artículos en los que nos enseñan a no perder la calma cuando pertenecemos a los temidos grupos de “mamás 2009” donde con más o menos acierto reflejan la  psicosis que algunas madres presentan en diferentes situaciones  dado que lejos de ayudar a nuestros hijos les estamos enseñando una inútil habilidad como es la irresponsabilidad como cita Cristina Gutiérrez Lestón en su artículo de La Vanguardia.

 

Las nuevas tecnologías y la seguridad de nuestros datos.

El avance en las nuevas tecnologías, el Big Data, las Redes Sociales, el Internet de las cosas generan nuevas amenazas para la privacidad. Nuestros datos , nuestros comportamientos, nuestros hábitos, nuestras preferencias pueden quedar expuestos según los medios que utilicemos para realizar compras, comunicarnos con nuestros amigos, familiares y parejas, o algo que ya nos parece tan sencillo como controlar nuestras pulsaciones mientras hacemos deporte…

El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos tiene como uno de sus retos proteger el tratamiento de toda esa información sobre nosotros. Si bien no regula de forma específica estos nuevos escenarios sí que crea la base para establecer obligaciones concretas al responsable del tratamiento de datos obtenidos a través de esta nueva tecnología.

Esperemos que las empresas tomen conciencia del nuevo marco jurídico que se abre ante ellas y asuman la cultura de cumplimiento que promueve esta nueva normativa, por ejemplo y entre otras obligaciones, diseñando sus productos y servicios desde la visión del impacto que ello puede tener sobre nuestros datos y nuestra privacidad. De lo contrario, podrían verse expuestas a sanciones de gran envergadura.

¿Estamos tan metidos en la tecnología y en los que nos dicen las cadenas de mensajes, que nos olvidamos de nuestro criterio y buen juicio?. ¿Es sana esta psicosis que se apodera de nosotros sin dejarnos tiempo para reflexionar de todo lo que ocurre a nuestro alrededor?

Lo que esta claro es que los grupos estan cada vez más activos y llegaron para quedarse entre nosotros; a cada cual corresponde decidir qué es ético para sí mismo y cómo afecta a los demás.

0

Comentarios cerrados